Casto Fernández-Shaw en Málaga. Arquitectura futurista.

Fachada de la capilla del Colegio de La Asunción en Málaga.

Fachada de la capilla del Colegio de La Asunción en Málaga.

Casto Fernández-Shaw Iturralde (Madrid, 1896 – 1978) fue un arquitecto y urbanista singular, investigador, soñador y vanguardista, o quizás utopista y futurista, especialmente tras la fuerte conmoción ideológica que para él supusieron la Guerra Civil española y la Segunda Guerra Mundial. Temeroso de la brutalidad de las contiendas, su actitud pacifista se manifestó en proyectos visionarios y oníricos de “ciudades aerostáticas”, “acorazadas”, “arquitecturas aéreas y antiaéreas”, que diseñaba influenciado por las leyes de la aerodinámica, las creaciones del arquitecto futurista Antonio Sant´Elia, el expresionismo del cineasta Fritz Lang o del polifacético Hermann Finsterlin

Pertenece a la denominada “generación del 25” de arquitectos de la Escuela de Madrid, responsables de que en España comenzara el lenguaje arquitectónico moderno de las vanguardias. Su obra para la gasolinera Gesa (Porto Pí) de Madrid, realizada en 1927, fue uno de los primeros edificios racionalistas en el país, ejemplo notable de racionalismo aerodinámico. Se podría hacer un interesante recorrido entre sus obras de arquitectura y las de ingeniería (Presa de Alcalá del Río (1924), Salto de Jándula (Andújar, 1930)).

1927 Gasolinera_Gesa_(Madrid)_01 cuando_madrid_fue_moderno_389680043_650x1927. Gasolinera Gesa, Madrid, calle Alberto Aguilera. Sufrió una malísima restauración que medio se ha reparado en otra restauración posterior.

Entre Madrid y Tetuán, dos de las ciudades que gozan de su presencia arquitectónica, Málaga fue un lugar de posta. Su hermana Cecilia era monja en la congregación de las religiosas de la Asunción, que entonces tenían un terreno en la zona alta de Pedregalejo (Valle de los Galanes). Dedicadas a la educación femenina, precisaban de un colegio, casa de comunidad y capilla. Fernández-Shaw y Francisco Alonso Martos fueron los encargados. En 1940 se bendijo la primera piedra, en 1945 se inauguró, dando por concluida edificación de capilla y colegio en 1950 y 1955.

Nave de la capilla del colegio de La Asunción en Málaga.

Fachada lateral de la nave de la capilla del colegio de La Asunción en Málaga.

Colegio y templo se disponen en forma de L en torno a un jardín que se diseñó con palmeras y buganvillas. El historicismo está presente a través del gótico y cierto aire arabesco que, seguramente, el arquitecto utilizó por encontrarse en Andalucía, además de estar desarrollando por esa época su labor en Marruecos, donde, destaca entre otros edificios, el Mercado Central de Tetuán, de 1943, simbiosis perfecta entre el racionalismo y el arabismo que se asientan en una contundente volumetría.

En la capilla malagueña, encontramos un interior totalmente regionalista e historicista, para nada rompedor en su concepción formal y estética: división del espacio en tres naves longitudinales, juego de enjalbegado con ladrillo o el uso de azulejos, o los vanos ojivales sellados por cristales amarillos con emplomado romboidal que ambientan el interior con atmósfera medieval.

Interior de la capilla del colegio de La Asunción.

Interior de la capilla del colegio de La Asunción.

El exterior, sin embargo, responde a una propuesta vanguardista, en la que plasma su formulación sobre el “templo rascacielos” (“la cruz soñada”): “A ésta sí que podemos aplicar la expresión agustiniana de “materia espiritual” ¡Tiene tanto espíritu esta materia! … Lo vertical no tiene límites, nada hay que lo remate, achatando, quitando, por tanto, sencillez. Se yergue osada, como un bloque de mármol blanco de líneas severas y espirituales, sin solución de continuidad que entorpezca la elevación. El dominio absoluto de lo vertical nos lleva a contemplar, en primer lugar, la torre única… esta torre es única a propósito, convergiendo en ella todo el edificio, siendo el compendio y la esencia de su estilo…” (C. Fernández-Shaw).

Proyecto del Templo de la Cruz Soñada, 1930

Proyecto del Templo de la Cruz Soñada, 1930

La espectacular fachada responde a una simbiosis de historicismo medieval con modernidad racionalista, dando lugar a un lineal neogótico art decó. Su elevación hacia el cielo se pronuncia en la prolongación del paño central a modo de torre-espadaña, tan al uso de la arquitectura decó. La elevación de la fachada se realza al disponerse sobre una doble escalinata abalaustrada, cuyo recorrido se detiene en la portada de mármol blanco, en la que el tímpano está decorado con un conjunto escultórico de Adrián Risueño.

Es un elegante y singular ejemplo de la arquitectura moderna de la ciudad de Málaga.

DSC00611


Algunas de sus obras arquitectónicas en Madrid:

Reconstrucción de la fachada del Banco Hispano de Edificación. Arq.: Emilio Ortiz de Villajos (1930) y Casto Fernández-Shaw Iturralde (Reforma en 1943).

Reconstrucción de la fachada del Banco Hispano de Edificación. Arq.: Emilio Ortiz de Villajos (1930) y Casto Fernández-Shaw Iturralde (Reforma en 1943).

Edificio Titanic (1919-21), con el arquitecto Julián Otamendi.

Edificio Titanic (1919-21), con el arquitecto Julián Otamendi.

edif coliseo 1930 con muguruza Gran_Vía_78,_Edificio_ColiseumEdificio Coliseo (1930-33), con el arquitecto Pedro Muguruza. 

Algunas de sus obras en Tetuán:

P1010374 equitativa Casto_Fernandez_ShawEdificio de La Equitativa en Tetuán.
Fachada lateral del Mercado central de Tetuán.

Fachada lateral del Mercado central de Tetuán.

mercado Central de tetuán. Fachada principal y lateral del edificio.

mercado Central de tetuán. Fachada principal y lateral del edificio.

Maqueta del proyecto de mercado y estación de autobuses y hotel de viajeros para Tetuán. De la revista

Maqueta del proyecto de mercado y estación de autobuses y hotel de viajeros para Tetuán. De la revista.

Para su trabajo en Tetuán y Marruecos, destacan los estudios de Antonio Bravo Nieto, entre otros: La arquitectura de Casto Fernández-Shaw en Marruecos. Propuestas y realizaciones.


Quizás te pueda interesar: https://loscoloresdelamemoria.wordpress.com/2015/12/21/garcia-de-paredes-en-malaga-arquitectura-brutalista/

Anuncios
Esta entrada fue publicada en ARQUITECTURA y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a Casto Fernández-Shaw en Málaga. Arquitectura futurista.

  1. luisoj dijo:

    Muy, muy, muy acertado traer a tu blog a Fernández-Shaw. Si no recuerdo mal, la torre de la gasolinera de Alberto Aguilera fue destruida con alevosía y nocturnidad en los estertores del franquismo. Cuando vivía en Madrid siempre me decían, al pasar por los bulevares, que no la mirase porque no era así. Más adelante fue reconstruida tirando de planos originales, muchos sostienen que no han sido demasiado respetuosos con el proyecto de Don Casto. Cuando cruzaba la Gran Vía, en los días de vendaval, siempre tuve la fantasía de que la escultura que remata el edificio del Banco Hispano acabaría tirando el ánfora que sostiene sobre su cabeza, naturalmente acabaría dándome a mi.

    Le gusta a 1 persona

    • Esos aires de vanguardia eran para el gobierno el lenguaje del demonio, sinónimo de modernidad, de espíritu libre.
      La escultura del Banco es de Victorio Macho. Si algún día se cae, espero que no estés debajo, pero me acordaré de tu comentario.

      Me gusta

  2. Siempre que te leo….siento el “regusto” de haber aprendido sin esfuerzo.:)

    Le gusta a 1 persona

  3. Pingback: García de Paredes en Málaga. Arquitectura brutalista. | Los colores de la memoria

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s