El viaje de Miller y Penrose al origen de Picasso.

6f7d275200affe40948d086b92 1957 archivo miller en la californie

Imágenes del archivo Lee Miller. Picasso con Miller y con Penrose.
  1. COMIENZA EL VIAJE

La fotógrafa Lee Miller y el artista Roland Penrose decidieron emprender un viaje a Málaga para conocer las raíces de su gran amigo Pablo Picasso. Penrose se convertiría en su biógrafo y Miller en su mejor fotógrafa. La experiencia del viaje quedó recogida en el cuaderno de notas de Penrose, publicado como Scrap book. 1900-1981, por la editorial Thames & Hudson, y en su versión española por Polígrafa. El original se encuentra en la Galería Nacional de Escocia.

es pinterest com pin 178455203955571689 copiaPenrose se enfrentaba a un reto: escribir la biografía de Picasso. Entre las líneas marcadas a seguir, era importante conocer el origen de Picasso. “Al ponerme a escribir sobre la vida de un pintor me sentí con cierta ventaja al haber empezado yo la vida como pintor, por lo que tenía una sensibilidad por lo visual como estímulo de la emoción… Para empezar me parecía importante que adquiriese más familiaridad con los lugares donde Picasso había crecido y sacado sus primeras impresiones de la vida en su aspecto más sencillo”.

Dispuestos para el viaje, la Málaga de Picasso como objetivo, partieron de su casa, Farley Farm House en East Sussex, Inglaterra, directos a París, para visitar al artista. Con sus indicaciones y las de su amigo y marchante Jaime Sabartés, continuaron su odisea “atravesando la península ibérica con destino a Andalucía…”. Llegaron a Málaga el 9 de Marzo de 1955. Allí les recibió Juan Temboury, quien años antes había hecho de cicerone picassiano para Sabartés. “Con la ayuda de las indicaciones facilitadas por Picasso y Sabartés no nos resultó difícil orientarnos … nos enseñaron la casa, aun intacta, donde nació Picasso, en la plaza de la Merced, pero más instructivo fue comprobar que en la escuela de arte medio-abandonada aún se respiraba aquel ambiente académico en el que Picasso recibió sus primeras clases, palpable en las filas de moldes polvorientos, pájaros disecados, caballetes y tablas de dibujo, todos ellos símbolos de la misma tradición que el ‘enfant terrible’ de las artes de nuestro siglo había revolucionado con tanta eficacia”.

academia pasillos 9b9c2506e83cdfa6d13398472d

Aula Picasso, Lee Miller, 1955

Pasillo con pájaros disecados de la antigua Sociedad de Ciencias... Archivo Lee Miller.

Pasillo con pájaros disecados de la antigua Sociedad Malagueña de Ciencias. Fotografías del Archivo Lee Miller.

Eran los lugares que evocaban la infancia de Picasso, y entre ellos, la Escuela de Bellas Artes fue esclarecedora. En el archivo fotográfico malagueño de Miller, destaca el volumen de fotografías que tomó de la Escuela. Fue un viaje en blanco y negro al color del gran artista del siglo XX.

  1. VALOR DEL EDIFICIO
Cimborrio de la iglesia del antiguo noviciado jesuíta, hoy consagrada al Santo Cristo de la Salud. Archivo Lee Miller.

Cimborrio de la iglesia del antiguo noviciado jesuíta, hoy consagrada al Santo Cristo de la Salud. A la derecha la estancia conocida como palomar. Archivo Lee Miller.

El antiguo noviciado jesuita, singular edificio del siglo XVII, se ubica en el centro de Málaga, junto a la plaza de la Constitución. El reclamo que atrapó a Miller fue el volumen entre cónico y ochavado de la cubierta de teja de la iglesia que descansa sobre un anillo octogonal. La portada de piedra sobre el ladrillo de los paramentos, invitaba a entrar identificándose como Museo Provincial de Bellas Artes. Desde que fueran expulsados los jesuitas en el siglo XVIII, el edificio, dividido en dos espacios independientes además de la iglesia, ha albergado numerosas instituciones, la mayoría relacionadas con la educación y la cultura: Reales Escuelas, Colegio Náutico de San Telmo, Escuela de Bellas Artes, Academia de Bellas Artes, Escuelas Normales de Magisterio, Sociedad Malagueña de Ciencias, Consulado y Montepío de Cosecheros. En la actualidad es sede de la Sociedad Económica de Amigos del País y el Ateneo.

Entrada a la Escuela de Bellas Artes y Museo. Archivo Temboury.

Entrada a la Escuela de Bellas Artes, Academia y Museo, 1957. Archivo Temboury.

Escuela y Academia de Bellas Artes convivieron en el edificio durante más de un siglo. La Academia entre 1850 y 1960, y la Escuela de 1851 a 1985, transformada en los últimos años en Escuela de Artes y Oficios. Allí enseñaban los maestros de la escuela malagueña del XIX. Uno de los alumnos y posterior profesor, fue José Ruiz Blasco, padre de Pablo Ruiz Picasso. Entre 1876 y 1891 desempeñó labores de sustituto y ayudante de la cátedra de Dibujo lineal y adorno. El aula de esta asignatura, hoy conocida como Aula Picasso, se ubicaba en la segunda planta del edificio, junto a las de aritmética y álgebra, modelado, dibujo de figura, dibujo del antiguo, pintura y composición y dibujo aplicado, además de una pequeña sala para los profesores. En el ala izquierda del primer piso estaban las dependencias de la Academia: local de secretaría y biblioteca, salón de juntas, salón de grabados y la sala de Anatomía Pictórica. En estos espacios dedicados a la creación, el niño Picasso tuvo su primer encuentro con el arte.

A la salida de las clases en la Escuela, 1929. Al final de la escalera está el cartel de la entrada del "Aula Picasso", donde su padre impartió su asignatura.

A la salida de las clases en la Escuela, 1929. Al final de la escalera está el cartel de la entrada del “Aula Picasso”, donde su padre impartió su asignatura.

Durante la visita de Miller y Penrose, la Escuela estaba en funcionamiento y en los salones de la Academia se exponían los fondos del Museo Provincial de Bellas Artes. Estos fondos, formados por obras y donaciones de los maestros de la Escuela coetáneos al padre de Picasso, son las primeras impresiones pictóricas de Picasso y los primeros encuentros con la estatuaria clásica. “…a este contacto diario con la pintura hay que atribuir el comienzo de su quehacer artístico. Fue fundamental la presencia de su padre, José Ruiz Blasco, pintor académico dentro de las convenciones de la Escuela de Bellas Artes de Málaga,… Como telón de fondo estaba el conjunto de pintores de la época, presididos por el más interesante de todos ellos, Muñoz Degrain… Esta escuela de pintores malagueños, por supuesto, no determinó el nacimiento de un genio, pero no nos cabe duda ninguna de que éste se incubó mejor en un ambiente propicio por tradicional y aferrado que pueda parecernos a los usos y costumbres del momento. La labor de un genio que empieza consiste en averiguar lo auténticamente válido de los temas y las técnicas de los auténticamente coetáneos, que era lo popular, los tipos y temas característicamente malagueños que pintó en sus comienzos.” (Rafael Puertas Tricas, antiguo director del Museo Provincial de Málaga. En la Presentación de la publicación Picasso y Málaga, 1981). Imagino que Miller y Penrose, no dudarían en visitar los fondos del Museo.

  1. FIN DEL VIAJE

cffef34b38cc0dd61204f35239Tras una estancia de cinco días en Málaga, Penrose y Miller emprendieron el viaje de vuelta. Hicieron escala en París para encontrarse con Picasso: “De vuelta de España, con varios regalos: chorizo, vino de Málaga, chirimoyas, fotos, etc. Cortesía de Juan Temboury, Ricardo Huelin y nosotros. Picasso abrió los paquetes con impaciencia, su entusiasmo por los gustos y olores de España cargados de recuerdos fue encantador. Se alegró cuando le comentamos nuestra visita. Habló del decorado de la iglesia de la Victoria con asombro, diciendo que era una pieza única; se rió de los malos pintores académicos que son la gloria de Málaga. Pero estaba preocupado por asuntos de negocios y por demasiados visitantes.”

Varios años de trabajo dieron como resultado en 1958 la publicación de Picasso: His Life and Work, biografía referencia del artista. Para Penrose, la ayuda de Miller fue esencial, tanto en el viaje como en la elaboración de la biografía. “La compañía de Lee y su capacidad de registrar tanto material con tanta profesionalidad fue de un valor inestimable en Málaga…”. Fueron un total de 18 libros (contando sus varias ediciones) los que Penrose publicaría a lo largo de su vida sobre Picasso.

  1. AULA PICASSO
El Aula Picasso en espera de ser redescubierta.

El Aula Picasso en espera de ser redescubierta. El pizarrón de la izquierda es uno de los elementos del aula cuando era Escuela de Bellas Artes, estaba ubicado en otro lugar.

“Aquí comenzó todo…”, fueron las palabras de Christine Picasso al pasear por la segunda planta de la antigua sede de la Escuela de Bellas Artes, hoy Ateneo, donde se encuentra la enigmática Aula Picasso. Y así tuvo que ser: si en la plaza de la Merced nació Pablo Ruiz, en la Escuela fue donde nació Picasso, el genio, lugar donde tuvo su primer contacto con el mundo artístico de la mano de su padre. Entre profesores y alumnos recorrió los pasillos admirando los yesos clásicos, aprendió en las aulas, observando como del lienzo vacío brotaba la luz a cada pincelada.

Aula Picasso en 1933.

Aula Picasso en 1933. Fotografía facilitada por Salvador Cobos, uno de los alumnos que aparece en la fotografía.

Aula Picasso fotografiada por Lee Miller. Archivo lee Miller.

Aula Picasso fotografiada por Lee Miller. Archivo lee Miller.

Hoy el Aula Picasso, no existe como referente picassiano, o más bien, no se ha puesto en valor. No se tiene en cuenta, a pesar de ser el espacio más representativo de la génesis de Picasso como artista. Es un lugar privilegiado, único en el mundo como referente picassiano. La ciudad de Málaga apostó hace tiempo por la Málaga picassiana, y en el circuito picassiano existente, elaborado por el Ayuntamiento, se señalan varios lugares, entre ellos la Escuela, pero sin darle importancia alguna, que vuelcan en su casa natal (Fundación Casa Natal) y el Museo Picasso.

P1050426El potencial de este lugar, en esa fuerza de lo telúrico, del viaje de la emoción y las sensaciones, de la magia que puede sugerir encontrarse en el lugar donde Picasso por vez primera se manchó las manos de pintura, es aún mayor si analizamos lo siguiente: el Aula Picasso es el hilo conductor entre el origen de Picasso y su genialidad. Otorga una continuidad histórico-artística entre el Museo Provincial de Bellas Artes y el Museo Picasso. El Museo de Bellas Artes descubre los primeros referentes artísticos que tuvo Picasso, los que vio en la Escuela de Bellas Artes y, como hito singular, en el Aula Picasso, para después crear su genial obra, expuesta en el Museo Picasso. “Al contemplar las obras de finales del siglo XIX realizadas por Picasso resulta tentador querer ver en composiciones como “Ciencia y Caridad” (1897) el sosiego académico que recomendaba Ferrándiz a sus discípulos malagueños, o entrever en los tonos cálidos de “La Primera Comunión” (1897) la influencia cromática de Muñoz Degrain. Resulta tentador querer ver en las obras más académicas y decimonónicas de Picasso, el sustrato de la escuela con la que tuvo contactos los primeros diez años de su vida. Diez años a lo largo de los cuales pudo garabatear a la sombra de su padres o de figuras como Ferrándiz, Degrain o cualquier otro nombre de los múltiples que componen la Escuela Malagueña de Pintura… Partiendo de esta idea, el conocer la pintura que se hacía en Málaga a finales del siglo XIX sería un punto de referencia que nos permitiría acercarnos a Picasso”. (M.ª Teresa Sauret Guerrero, Catedrática de Historia del Arte de la UMA. Capítulo “Panorámica de la pintura malagueña en el nacimiento de un genio”, de la publicación Picasso y Málaga, 1981).

Málaga (des)espera la reapertura del Museo de Bellas Artes en su nueva sede, el antiguo edificio de la Aduana, y la rehabilitación del Aula Picasso, para completar ese circuito único que es la primera infancia de Picasso, el origen del genio.


Captura de pantalla del video realizado por Antonio Fernández del Aula Picasso, una recreación espacial en 3D.

Captura de pantalla del video realizado por Antonio Fernández del Aula Picasso, una recreación espacial en 3D.

Video de Antonio Fernández (Laporte), recreación del Aula Picasso en 3D: https://www.youtube.com/watch?v=U2-E14aevHc

Archivo de Lee Miller: http://www.leemiller.co.uk/

Información sobre Miller, Penrose, Picasso y Málaga en el catálogo «Lee Miller y Picasso: evocación y recuerdo», exposición de fotografías de Miller celebrada en 2008 en Fundación Casa natal en Málaga. http://fundacionpicasso.malaga.eu/portal/menu/seccion_0006/secciones/subSeccion_0002?id=171

Historia sobre el edificio sede de la Escuela de Bellas Artes, por el historiador Víctor Heredia Flores: http://palotic.es/blogateneo/?p=2123

Fondo del Museo de Bellas Artes: http://www.museosdeandalucia.es/cultura/museos/MMA/index.jsp?redirect=S2_3_1.jsp&pagina=4&cat=0

Algunas de las primeras obras de Picasso: http://www.taringa.net/posts/arte/18387555/Pablo-Picasso-sus-primeras-obras-1881-1900.html

Ruta picassiana propuesta por el Ayuntamiento de Málaga: http://www.malagaturismo.com/es/rutas/malaga-picassiana/28

Anuncios
Esta entrada fue publicada en CIUDADES, UNIVERSO ARTÍSTICO y etiquetada , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a El viaje de Miller y Penrose al origen de Picasso.

  1. Victor Perez dijo:

    Un trabajo grandioso el tuyo, una propuesta que apoyo con fervor, un beso.

    Me gusta

    • ¡Ole! A ver si lo conseguimos, parece que después de tres años que, por lo menos desde el Ateneo, llevamos dando bombo al tema y de pesados insistiendo a las instituciones que deben dar el sí para que el Aula Picasso cobre vaolr y se rehabilite, parece, digo, que por fin, puede ser, que algo suceda, que una ficha se mueva…. en fin, las cosas de palacio van despacio, y más siendo un patrimonio BIC.

      Me gusta

  2. Borgeano dijo:

    Gracias, Mónica; como siempre, por tus entradas tan detalladas y ricas en datos y temas. Es indispensable tener un conocimiento profundo de la biografía de los artistas para comprender mejor el motivo y los alcances de su obra (en esto, aunque no soy tan exhaustivo, estoy de acuerdo con Michel Onfray, quien antes de escribir sobre un autor lee todo lo que escribió; hasta las cartas o las notas que se encuentran diseminadas en textos varios). Al margen; me encantaría tener acceso a ese libro, ya de por sí amo los Scrapbooks y me dejaste bien picado con este.

    Un abrazo.

    Le gusta a 1 persona

    • El Aula Picasso de la que hablo me toca de cerca, colaboro desde hace años con el Ateneo de Málaga y en su sede está este lugar, y está abandonado, algo increible. Así que no queda otra que investigar y corroborar la importancia que tiene como referente picassiano y el valor emocional que supone. Creo que recurrir a Penrose como biógrafo es una linea más que respetable para confirmar algo que aún se sigue debatiendo en la ciudad, si Picasso alguna vez pasó por la escuela de artes. Me parece que es indiscutible y cae por su propio peso, al fin y al cabo, se convirtió en artista. El scrapbook, tanto en su edición española como inglesa están a la venta. Aún se pueden conseguir. Saludos, Borgeano. Gracias por tus visitas.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s