A la muerte le tocan negras.

“…mientras dura el juego, cada pieza tiene su particular oficio.” Sancho en El Quijote.

El caballero Antonius Block comienza una partida de ajedrez con la Muerte en la que se juega su destino. El tablero de ajedrez, aún a la espera por decidir blancas y negras, se dispone con los rostros de las piezas de frente al espectador, retándole a jugar la partida. Es el ajedrez de la isla de Lewis, Escocia (posiblemente del siglo XII). Película "El séptimo sello", de Ingmar Bergman, 1957.

El séptimo sello, Ingmar Bergman, 1957.

El caballero Antonius Block reta a la Muerte a una partida de ajedrez. Seguramente sea la última, pero siempre hay esperanza. Las piezas, talladas en marfil de morsa, podrían ser las de la isla de Lewis; esperan marciales en el tablero a que se decidan blancas y negras. “No saben que la mano señalada del jugador gobierna su destino, no saben que un rigor adamantino sujeta su albedrío y su jornada”. Como “también el jugador es prisionero de otro tablero de negras noches y de blancos días.”

-Las negras para ti.

-Era lo lógico. ¿No te parece?

Giran el tablero y da comienzo la partida. A la Muerte, siempre le tocan negras.

 


El entrecomillado son versos tomados del poema de Borges  “Ajedrez”.

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en EL ALEPH BORGEANO, FICCIÓN LITERARIA y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a A la muerte le tocan negras.

  1. Borgeano dijo:

    Lo dicho: Borges; siempre volvemos a él…

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s