Kandinsky, ¿cómo se te ocurrió la pintura abstracta?

¿Cómo se llega a concebir la pintura abstracta? ¿cómo se da ese salto de lo figurativo a lo abstracto? Siempre me lo he preguntado: qué da lugar a la génesis de esa revolución espiritual de la forma, tan alucinante, que es capaz de romper con la única concepción posible de la representación durante tantos siglos de historia. Por supuesto, el propio maestro da la respuesta. Kandinsky habla de numerosas circunstancias que le llevan a fascinarse por la abstracción en disciplinas tan dispares que estudió como el derecho criminal, el derecho ruso y el derecho campesino, la etnografía, la economía política o la división del átomo, entonces uno de los acontecimientos científicos más importantes del momento. Ya sólo estas referencias como preparación mental para concebir la abstracción me resultan inesperadas, sorprendentes. También refiere la música de una representación de la obra de Wagner Lohengrin, y una exposición de los pintores impresionistas franceses en Moscú que se celebró en 1895. En esa exposición había un cuadro de Monet, La parva de heno. “Antes yo sólo conocía el arte realista, y más aún, exclusivamente el de los autores rusos. Y de pronto, por primera vez, veía este cuadro. Por el catálogo me enteré de que se trataba de una parva. No conseguí en modo alguno reconocerla. Y no reconocerla me resultó penoso. Me parecía así mismo que el pintor no tenía derecho a pintar de una manera tan imprecisa. Sentía confusamente que en el cuadro faltaba el objeto. Y hube de advertir con asombro y turbación que el cuadro no solamente se adueñaba de uno, sino que además dejaba impresa en la conciencia una marca indeleble, y que en los momentos mas inesperados lo veía uno flotar ante sus ojos con sus menores detalles. Para mí, todo esto era confuso, y no fui capaz de sacar las conclusiones elementales de tal experiencia. Pero lo que advertí con perfecta claridad era el vigor insospechado de la paleta del pintor, vigor que hasta entonces se me había ocultado y que iba más allá de todos mi sueños. La pintura adquiría aquí una fuerza y un brillo fabulosos, pero, también de manera inconsciente, el objeto, como elemento indispensable del cuadro, quedaba rebajado.”  (Vasili Kandinsky en Mirada retrospectiva, 1913).

Comenzaba el camino hacia la concepción de la abstracción pictórica, ya sólo faltaba descubrir “¿Con qué reemplazar el objeto que falta?”


La serie sobre la parva o almiar de Monet consta de 25 cuadros pintados entre 1890 y 1891. Como en todas sus series, el motivo no es más que una excusa para el estudio de la luz. Aún no sé cuál de todas las versiones fue la que contempló Kandinsky.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en UNIVERSO ARTÍSTICO y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

14 respuestas a Kandinsky, ¿cómo se te ocurrió la pintura abstracta?

  1. 6de2 dijo:

    Cuéntanos… ¿Con qué fue reemplazado?

    Le gusta a 1 persona

    • No sé si sería capaz de contarlo, pero lo que tengo claro es que si antes me gustaba Kandisnky (que lo había estudiado en la facultad y había leído el librito de “Punto y Línea…” y algún artículo más), después de leer el libro “Mirada restrospectiva” siento verdadera admiración por esa mente preclara, lúcida, que más allá de la pintura, lo que está hablando es del ser humano, de la vida, de la sociedad. Qué se yo, transcribiría medio libro o el libro entero. He anotado mil cosas y elucubrado otras tantas, y cuando terminé de leer, pensé, qué sería del mundo si las mentes que lo manejan, y las mediocres apariencias que nos manejan a los ciudadanos de a pie, alcanzaran esa lucidez: el mundo no tendría nada que ver con lo que es ahora. En fin, Kandinsky, sin pretender ser un provocador (porque la verdad es que es muy introspectivo y la guerra es consigo mismo), es un alterador de conciencias. Muy recomendable la lectura de este libro (por cierto, que gracias por ser parte de la búsqueda y persecución del ejemplar, jeje, mereció la pena, y sí, algún comentario haré para responder a esa pregunta que quedó en el aire)

      Me gusta

  2. luisoj dijo:

    Creo que hay que valorar las posibilidades que a Kandinsky le proporcionó la música y el azar.

    Le gusta a 1 persona

    • Hola Luis, está claro que no hay azar que valga si no hay una mente dispuesta, es decir, que Kandinsky persigue una búsqueda que es inherente a su ser, una inquietud que necesita saciar, por eso ver ese cuadro al revés en las luces de bruma del que habla Iago, o escuchar las notas de una música, o estudiar derecho ruso, o que se le cruce una rana por delante dando saltos (por decir cualquier cosa), todo le hubiese llevado a encontrar una respuesta a su búsqueda. Ese supuesto azar, no es tal, hay una mirada que está condicionando que cualquier suceso esté dirigido hacia donde uno mira.

      Me gusta

  3. Yo creo que la pintura abstracta surge aún sin saber pintar lo figurativo, de querer expresar el color; la forma, no es tan importante, es como esa poesía pura que nace de la misma necesidad de crear. Yo no sé pintar, dibujar, menos, pero cuando escribí Silvas de mi selva en ocaso, un libro inspirado en las puestas de sol, de repente sentí una gran necesidad de pintar, recuerdo que compré los colores intuitivamente, una espátula, un lienzo y fue para mi emocionante expresar solamente colores que para algunos podría ser una paleta, pero para mi fue el comienzo de algo extraordinario, no quise estudiar nada, no sabía qué colores se tenían que mezclar para conseguir tal o cual tono, nada, me dejé llevar por ese entusiasmo y fue una época extraordinaria, emocionante… Después de unos años pintando, un buen artista me preguntó que cómo lo hacía. Y ahí descubrí que lo abstracto es inmensamente emocional, lúdico. Alguien dijo que “el Arte es el movimiento” y en lo abstracto el movimiento de la mano va unido al espíritu a ese instante creativo inexplicable. Me ha gustado mucho tu entrada, tanto como me gusta Monet, Kandinsky, Zobel… etc.. Gracias amiga. Un fuerte abrazo.

    Le gusta a 1 persona

    • Julie, qué preciosa manera de descubrir la pintura y adentrarse en ella. Cuando leo poesía, por ejemplo la tuya, la mayor parte de las veces me resulta abstracta, a pesar de la forma, porque el viaje hasta su comprensión es puramente emocional. Kandinsky habla de la pintura abstracta como la forma nacida del Espíritu, más allá incluso de la esencia de las cosas. Habla también de que el arte no depende de lo formal, sino que responde a una necesidad interior, y que aquellas manchas surgían de la propia emoción, y tenían su equilibrio, y los dedos se guiaban por esa necesidad interior. Le costó muchísimo aprender a dibujar y a pintar, porque se sentía encarcelado. Sin embargo, el esfuerzo de ese aprendizaje le llevó a apreciar la inteligencia de las formas, la belleza, al fin y al cabo. Estas son parcas palabras para explicar todo lo que él cuenta sobre el tema y cómo él lo vivió. En fin, el tema, del que yo no tengo ni idea, da para una interminable conversación. En el blog falta el aroma de un café o el sabor de un vino, el entusiasmo del gesto y la convicción de la mirada. Aún así, es de agradecer compartir con vosotros a través de la red. Gracias a ti, Julie. De vuelta va el abrazo.

      Le gusta a 1 persona

      • Siempre me ha gustado Kandinsky, y a partir de lo que me descubres, más. Pues estoy totalmente de acuerdo con él y contigo. Es siempre para mi un placer leerte. Muchas gracias, Mónica. Cuando en una lectura descubres algo que has vivido, es que lo que lees es muy bueno. Gracias y feliz fin de semana.Un fuerte abrazo.

        Le gusta a 1 persona

  4. iago lópez dijo:

    Muy interesante entrada, aunque por el título esperaba encontrar la famosa anécdota de cuando Kandinsky llegó a casa una noche y encontró un extraño cuadro en su estudio “de una belleza extraordinaria, rebosando un brillo interior” y tardó en darse cuenta de que era un cuadro figurativo suyo apoyado boca abajo contra una pared y que fue en ese momento cuando descubrió el potencial de la pintura abstracta.
    Saludos,
    Iago.

    Le gusta a 1 persona

    • Hola Iago, sí, ese momento que tu describes es determinante, quizás es el momento en el que definitivamente se da cuenta de que el objeto estorba, o no es necesario. Pero para llegar a vivir esa impresión, todo lo anterior ya está cocinado en su mente, y esos ingredientes que forman el cóctel previo, agitado, mezclado, como ingredientes cognitivos que pertenecen al entendimiento, a la inteligencia, me parecían más esclarecedores, puesto que el resultado del encuentro azaroso con el cuadro es consecuencia de todo eso.
      Me impresiona cómo todo lo que en su camino forma parte de su vida, se va dirigiendo hacia esa respuesta que, aún siendo abstracta o inexistente, ya existe, y que poco a poco toma forma concreta a través de su experiencia vital y conocimiento.

      Le gusta a 1 persona

  5. Borgeano dijo:

    Interesantísima entrada, Mónica (insisto, deberías hacerlo más seguido, mujer…). Luego de leer la entrada y los comentarios, me siento cerca de tu idea de que debe haber una mente alerta (y una mente lúcida y lúdica y abierta al mismo tiempo) detrás de toda esa búsqueda. Tenemos un par de ejemplos más de este avance en la obra personal: por un lado Pollock, quien encuentra por azar el arte de “chorrear” pintura; o el caso de Mondrian de quien hay que ver cómo fue modificando la forma en que pintaba los árboles con el paso del tiempo. Esas mentes están abiertas a esas posibilidades que otros pasan por alto (ya el mismo Leonardo da Vinci dejó por escrito es sus cuadernos de notas que había que prestarle atención a las manchas de las paredes, por ejemplo).
    Hay en Kandinsky mucho de sinestesia también, cosa que le facilitó saltar de un ámbito a otro (o de amalgamarlos, sería más correcto). Por cierto, hace unos pocos días subí una obra de él (Sin título, 1923) donde juego con cierta proyección social de ese cuadro, claro, eso es fácil ahora, pero a principios del Siglo XX era algo totalmente diferente, una ruptura total, y eso había que hacerlo y había que tener el valor de hacerlo.

    Gracias por estar aquí.
    Un abrazo.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s