Baricco, ¿dónde acaba el mar?

The beach at Palavas, 1854, Courbet.

Mientras Bartleboom observa ligeramente inclinado hacia delante dónde acaba el mar intentando encontrar el punto exacto en el que el agua de la ola se detiene, Plasson, con el caballete anclado en la arena y la mirada perdida en el mar del lienzo, “vuelve a ser espera y pregunta”.

Ella le observa. Tras el trazo del pincel el lienzo continúa en blanco. Plasson se gira y contempla el rostro extrañado de la mujer. “-Os lo ruego, no os mováis”, le dice, y “acerca el pincel, lo apoya sobre sus labios y lentamente hace que se deslice de un extremo al otro de la boca. En los labios de la mujer queda la sombra de un sabor que la obliga a pensar “agua de mar, este hombre pinta el mar con mar””.

Sopla viento del norte. Caen gotas de agua dulce que se mezclan con el mar, en la orilla y en el lienzo. Bartleboom continúa en blanco. Siente la lluvia y ve caer gotas en la superficie de su búsqueda. No encuentra dónde empieza el final del mar.


La historia de este relato es de la novela Océano Mar de Baricco (los textos entrecomillados son suyos). La leí hace un par de años, y desde entonces, tengo síndrome sthendal cada vez que me asalta esta idea: “pintar el mar con mar”. Me parece una imagen extraordinaria, quería compartirla, nada mejor para desearos felices fiestas y que tengamos la voluntad de construir juntos un buen año 2018 de búsquedas y encuentros.

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en FICCIÓN LITERARIA y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

8 respuestas a Baricco, ¿dónde acaba el mar?

  1. Hola guapa, te he escrito un poemilla

    Le gusta a 1 persona

  2. Pintar el mar con mar

    Pintar el mar con mar
    Sumergir el pincel en la espuma
    De las olas batientes
    Y deslizarlo con suavidad
    Lentamente por tus labios
    Dibujando el brillo de la sal
    Sobre tu boca ardiente
    Pintar el mar con mar
    Sumergirme a lo más hondo de ti
    Bucear entre tus corales
    Raptar caracolas de tu vientre
    Y con ellas cantar al profundo cosmos
    Enigmático y oscuro

    Me gusta

  3. luisoj dijo:

    Buon anno, bella.

    Me gusta

  4. Borgeano dijo:

    Magnífico fragmento el que nos compartes, Mónica. El mar será siempre ese dios inconmensurable e incomprensible que nos dejará mudos de asombro o de impotencia. La prosa de Baricco es estupenda para acercarnos a ese asombro.

    Un fuerte abrazo y los mejores deseos para este 2018.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s