José Faria, maestro grabador

Faria es la calma y el sosiego portugueses, la tradición doméstica expresada en sus campesinos y paisajes, la sensualidad en la forma y en el tema que deja entrever un fino humor por debajo de lo mullido y húmedo de la tierra y del paisanaje” (Francisco José Palomo Díaz).

La elegancia es uno de los adjetivos que atribuyen a la obra de José Faria y a su persona. Grabados de trazos elegantes, y de gestos elegantes sus maneras. Buen maestro y con dominio de la técnica. Su obra así lo muestra, y para quienes lo conocen, seguro su persona.

Algunas de sus piezas se podrían enmarcar en el magicismo. En ellas, la figuración fantástica flota en fondos neutros, obligando a la mirada a desenterrar la incógnita oculta. En otras piezas, fondos inexistentes le sirven para destacar la figura humana y su humanidad a través del gesto cotidiano, que también revela en escenas sencillas, acompañadas esta vez por una escenografía que ambienta a los protagonistas. Esta temática figurativa desprende realidad, simplicidad, sinceridad, como si su creación estuviera de acuerdo con la vida y aceptara felizmente su condición.

Llama la atención como transforma en luces y sombras, o quizás, en ausencias y manchas, una gama monocroma y aparentemente apagada. En ocasiones, modela los volúmenes con las luces mientras la sombra se convierte en profundidad. Otras veces juega a la inversa, es la sombra la que perfila el volumen y la luz la que crea la profundidad; es entonces cuando descubres que lo que parece una mancha negra, es una realidad vibrante que atrapa, que respira, que se mueve, que vive por sí misma.

Cuando usa el color, su paleta se llena de sangre y de bosques: granates, arcillosos, ocres, verdosos, tonalidades que fluctúan en la composición bajo una pátina cuya apariencia huele a humedad, como la de la tarde que sigue al primer día de lluvia después de un seco y luengo estío.

Lisboa – Málaga – Lisboa

Se podría afirmar que José Faria nació grabador y maestro. Su primera etapa lisboeta lo sumergió en estos afanes: pasó de ser estudiante y aprendiz a maestro y artista. Su desarrollo estuvo ligado a la Cooperativa de Grabadores Gravura, en la que fue estudiante en los 60 y miembro del Consejo Técnico y profesor en los 70.

A Málaga llegó en 1977. El portugués, como le referían entre los conocidos, fue inquilino del artista Stefan, a quien alquiló una casa que había sido la sede del taller artístico El Pesebre, que formaron Jorge Lindell y Stefan. Ese mismo año se involucró como responsable en la creación y producción del primer homenaje que se le hacía a Picasso en Málaga.

En el tiempo que residió en la ciudad, su amistad con Stefan y Lindell le llevó a participar como socio fundador del Colectivo de pintores Palmo en 1979, formado principalmente por artistas malagueños de la generación de los 50 entre cuyos fundadores estaban Dámaso Ruano, Jorge Lindell, Manuel Barbadillo, Enrique Brinkmann y Stefan entre otros.

GRAVURA

En septiembre de 1979 Faria funda el Taller-Escuela de Grabado Gravura de La Aurora, ubicado en el barrio de El Perchel de Málaga. Al primer curso asistió Paco Aguilar. Durante un año, maestro y discípulo trabaron un fuerte vínculo que les unió en el ámbito artístico y personal. A partir del año 81, Gravura continuó bajo la dirección de Paco Aguilar, con las premisas que ambos artistas quisieron para el Taller: la enseñanza del grabado como tarea principal y la difusión de la obra gráfica en Málaga, para lo que se realizan continuas exposiciones. Desde entonces, la sede del taller se encuentra junto a la iglesia de San Juan, con las puertas abiertas a todas las personas que quieran acercarse al mundo del grabado.

Y esto es sólo el grabado, aún queda el óleo, la tinta, la cerámica…

En Lisboa, desde 1981, continúa desarrollando su labor como artista grabador y maestro.


Fuente imágenes: facebook José Faría.

Bibliografía:

“El grabado en Málaga: El colectivo Palmo (1978-1987)”, Francisco José Palomo Díaz.

“Un taller, dos maestros”, Francisco José Palomo Díaz. Catálogo “25 años del Taller Gravura, 1981-2006”.

Charla con Paco Aguilar. Artista plástico/Director de Taller Gravura  www.gravura.es

Anuncios
Esta entrada fue publicada en UNIVERSO ARTÍSTICO y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a José Faria, maestro grabador

  1. David Faria dijo:

    Muito orgulho do meu avô!!

    Le gusta a 1 persona

  2. Que honra, ser amigo do mestre!

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s