Turista versus viajero

Fotografía Sandra Lara.

Y siempre el rancio maniqueísmo de entender como opuestos al turista y al viajero.

Según la Real Acaemia de la Lengua Española el turista hace turismo, el viajero viaja. El turismo es el hecho de viajar por placer. Viajar es trasladarse de un lugar a otro generalmente distante.

Pero dejando fuera del debate a la RAE, socialmente hemos otorgado a la palabra viajero la belleza, sapiencia y poesía de la mirada del Grand Tour y la del romanticismo decimonónico, y a la palabra turista la hemos denostado atribuyénole el sentido de la segunda década del siglo XX y lo que va de XXI, cuando viajar o hacer turismo se ha convertido en una masificación que como una plaga arrasa cualquier ciudad. A estos viajeros que son turistas los imaginamos con cara de langosta o de borrego, incapaces de entender lo que les rodea. Todos queremos ser considerados viajeros, no chabacanos turistas.

Me quedo con esta definición moniqueísta (que no maniqueísta): Todos somos turistas fuera de nuestro lugar de origen. Ser viajero es algo que se lleva dentro, quien lo es lo es siempre y en cualquier lugar, incluso, hay quien sabe ser viajero en su propia ciudad y de su vida.

4 comentarios

  1. Por ejemplo, Henry James se llama a sí mismo «turista sentimental», lo cual puede dar a entender que en el periodo finisecular entre el siglo XIX y XX aún no estaba maldito el concepto de turista y viajero era el que se desplazaba por otros motivos y no por placer o turismo, incluso entonces era viajero el que recorría largas distancias para llegar a lejanos lugares desconocidos movido por la curiosidad o buscándose a sí mismos. Pero el que viajaba por placer era a mucha honra considerado turista, y si le añade «sentimental», ya nos especifica qué tipo de turiista se considera,

    Me gusta

  2. En efecto, semos turistas aunque nos pese. Cualquier habitante de cualquier lado reconoce la señal en la frente del que no es del lugar, y sabe lo que quiere, busca o ansía. Es impepinable. Porque también los autóctonos viajan con los medios, y saben y esperan. En cuanto al que se mueve físicamente, joder! ¿acaso si se quiere disfrutar se te elimina la etiqueta de viajero? ¿y si no quieres sufrir, ni te mueves para conocerte a tí mismo porque ya no eres adolescente o ni siquiera joven? Si simplemente disfrutas con el viaje y con lo que ello implica, eres turista? ¿Acaso el viaje ha muerto? Este mundo se ha hecho pequeño de repente, como demuestran las hordas que escalan el Everest o que bucean entre manta-rayas. ¿Se podrá seguir pintando un cuadro en un templo jainista, por las buenas y por la vida, o mezclarte en una campaña electoral ajena porque estabas ahí?

    Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s